La Intervención Municipal considera ilegal la prórroga del contrato de Turismo para 2019

January 13, 2020

El Ayuntamiento tiene más de 100.000 euros en facturas impagadas a la empresa de turismo, que ha asumido irregularmente la gestión del Museo de la Batalla.

 

 

 

El Partido Socialista ha dado a conocer hoy la situación del Servicio de Turismo cuya empresa gestora tiene en estos momentos 113.000 euros de facturas presentadas y sin pagar por parte del Ayuntamiento de Almansa; prácticamente todas las facturas presentadas desde que terminara su contrato de prestación de servicios, en marzo de 2019.

 

“No se trata de que el Ayuntamiento no disponga de fondos para abonar estas cantidades, explicaba el concejal Pablo Sánchez,  sino de que tiene sobre la mesa un informe de Intervención Municipal que pone reparos a la legalidad de la prórroga del contrato de Turismo presentada por Ilunion en abril del año pasado”.

 

Los socialistas recordaron que Ilunion se adjudicó un contrato para la gestión del Servicio de Turismo para los años 2017 y 2018. Contrato que finalizó en marzo de 2019. Desde entonces la empresa ha seguido prestando el servicio a pesar de tener el contrato vencido. La intervención municipal señala en su informe que no cabe prórroga automática del servicio y que, en todo caso, esta prórroga ha de hacerse en las mismas condiciones en las que ya se estaba prestando el servicio con anterioridad.

 

En abril pasado Ilunion presentaba una solicitud de prórroga del contrato en que incluía la subida del precio de la hora de los servicios auxiliares (lo que coloquialmente llamamos servicio de azafatas) y por otro lado la gestión del Museo de la Batalla, servicio este último que no estaba incluído dentro del pliego del concurso de la adjudicación del Servicio de Turismo.

“El informe de la Intervención municipal, redactado por técnicos municipales, no por el Partido Socialista, -apostillaba Sánchez- deja claro que en una prórroga de contrato no pueden ni revisar los precios, ni añadir nuevos servicios”.

 

“El alcalde Roselló tiene en su mesa ese informe advirtiendo de la irregularidad de la situación desde el pasado mes de agosto, sin adoptar ninguna medida desde entonces, dejando que se le acumulen las facturas de la empresa de Turismo”, señalaba el concejal.

 

De los 113.000 euros que suman las facturas presentadas por Ilunion y que están sin pagar, unos 9.000 euros corresponden a los servicios auxiliares y son facturas que inicialmente ha rechazado la tesorería municipal y 27.000 euros corresponden a la facturación por el servicio de gestión del Museo de la Batalla en 2019.

 

En relación con la gestión del Museo de la Batalla, en julio de 2018 el Ayuntamiento firmó un contrato menor para que una empresa de Grupo Ilunion se hiciera cargo de este servicio hasta febrero de 2019. Por la propia naturaleza del contrato menor (menos de 15.000 euros) éste es improrrogable, lo que significa que el Museo no tiene empresa que legalmente pueda gestionarlo desde febrero de 2019, 11 meses.

 

“No sabemos cómo el alcalde Roselló, piensa desenredar este embrollo, en el que él mismo se ha metido, suponemos que si no le ha dado solución ya, es porque no la encuentra”, reflexionaba Pablo Sánchez. 

“Seguramente nos van a decir que todo se va a arreglar con la adjudicación del nuevo pliego de Turismo, pero diga lo que diga el nuevo pliego, no afecta para nada a las facturas pendientes ni a los servicios prestados sin contrato”.

“Suponemos que también nos dirán que los servicios hay que prestarlos y que no se pueden dejar de pagar las facturas por los servicios prestados. Pero la administración tiene unas reglas y éstas no se pueden dejar de cumplir y toda prestación de servicios, en este caso el Museo de la Batalla, ha de hacerse con un contrato”.

Please reload

Otras noticias

No entendemos de qué presume este equipo de gobierno

April 9, 2014

1/1
Please reload

Noticias recientes
Please reload

Búsqueda por etiqueta
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • c-facebook