El Ayuntamiento de Almansa tiene que dejar de discriminar a las personas con discapacidad que no pueden conducir.

September 17, 2018

 

 

La Tarjeta de Autorización Especial (Tarjeta Blanca) para aparcar en la Zona Azul nació en 1999 a la vez que se implantaba la zona de estacionamiento controlado. La tarjeta permite a los conductores con movilidad reducida registrar un automóvil que pueda aparcar sin cargos en la Zona Azul. En 2014 el Gobierno de España aplicó una directiva europea de 2008 que crea una Tarjeta de Accesibilidad (tarjeta azul) universal para todas las personas con movilidad reducida de Europa.  


La Tarjeta Azul es personal y permite a los automóviles en los que viaja una persona con movilidad reducida (da igual si es conductor o acompañante) aparcar en las zonas urbanas de estacionamiento controlado. 


La Tarjeta Azul europea amplía los derechos de las personas con discapacidad motora respecto a la Tarjeta Blanca municipal porque las personas con movilidad reducida que no pueden conducir también pueden acceder al centro urbano en las mismas condiciones que los que sí conducen. Y porque La tarjeta azul es universal y sirve a las personas con discapacidad de Almansa aparcar en la zona azul de otras ciudades españolas (Madrid, Valencia, Alicante, Murcia, Albacete…) y 24 estados europeos. 


Para obtener la Tarjeta Blanca hay que tener obligatoriamente la tarjeta azul europea que expide la Junta de Comunidades por lo que los usuarios de la blanca lo son también de la tarjeta azul. 


Actualmente la tarjeta blanca se está denegando a todas las personas con movilidad reducida que no pueden conducir, aunque sean titulares de un automóvil. Su expedición es tan restrictiva que en 2013 con 15.000 conductores había solo 15 tarjetas blancas. La zona azul sin embargo está sobredimensionada con calles completas permanentemente vacías de aparcamiento. 


Actualmente se están multando a los usuarios de la Tarjeta Azul que aparcan en la zona controlada creyendo que es gratuita en Almansa (80 euros). Multas que podrían recurrirse porque el municipio no tiene las plazas reservadas a estos usuarios que exige la ley (hay 7 cuando debería haber 13). 
Hoy han comparecido ante los medios Pablo Sánchez, portavoz del Partido Socialista de Almansa e Isabel Fernández Villodre, miembro de la ejecutiva socialista y usuaria de las tarjetas blanca y azul de discapacidad. 

 

Isabel ha explicado su caso: “Pedí la tarjeta de Estacionamiento Especial, ya tenía la Tarjeta Azul europea, pero la policía local me denunció ante la Dirección General de Tráfico para que me retiraran el cané de conducir por incapacidad. Tuve que volver a pasar por un tribunal médico, que me costó 90 euros, antes de que me dieran la Tarjeta Blanca”. 


“Desgraciadamente la petición de retirada de carné ante la DGT es una práctica habitual, pero la Policía Local no está para hacer evaluaciones médicas ni para hacer más difícil las cosas a las personas con discapacidad, sino para todo lo contrario.” ha asegurado Sánchez. 


Hace ahora un año el Grupo Municipal del PSOE presentó una moción para que se reconocieran los derechos de la Tarjeta Azul Europea. La moción se aprobó sin ponerse en marcha hasta hoy. 


Por eso el PSOE va a proponer al Pleno la eliminación de la tarjeta blanca de Autorización Especial  y que se reconozcan todos los derechos a los usuarios de la Tarjeta Azul de accesibilidad. La medida ahorrara costes al Ayuntamiento en horas de gestión administrativa de la Policía Local, evitará arbitrariedades a los usuarios, y hará efectivos sus derechos como ciudadanos europeos. 

Please reload

Otras noticias

No entendemos de qué presume este equipo de gobierno

April 9, 2014

1/1
Please reload

Noticias recientes
Please reload

Búsqueda por etiqueta